HIDRATACIÓN CICLISMO


Cada ciclista tiene una forma distinta de vivir su pasión. Sin embargo, cabe decir que cuanto mejor preparados estemos, más disfrutaremos de la experiencia y reduciremos notablemente que ocurra cualquier infortunio. Una de las formas de estar bien preparados es el estar bien hidratados durante nuestra ruta.

La importancia de la hidratación en el ciclismo

Como ya sabemos, la hidratación es probablemente uno de los elementos más importantes que debemos tener en cuenta durante la práctica de cualquier deporte, pero sobre todo en el caso que nos ocupa, del ciclismo. Tener una buena hidratación, es uno de los factores que más influye en nuestro rendimiento, tanto a la hora de realizar los entrenamientos como, por supuesto, en una competición.

Hidratarse es muy importante si quieres evitar los horribles dolores musculares que provoca la falta de líquido. Aunque parezca obvio esto que comentamos, es sorprendente ver como muchos deportistas no valoran adecuadamente la importancia que tiene el agua a la hora de optimizar el rendimiento deportivo. Es más, algunos llegan a ver el beber líquido como un obstáculo a la hora de desarrollar el ejercicio físico.

El agua constituye casi el 70% del peso corporal, variando ligeramente en función de la edad y el sexo, por lo que ¡¡beber agua es fundamenta!! Los tejidos con mayor actividad biológica (nervioso, hepático y muscular) son los que mayor porcentaje de agua tienen y, considerando que la musculatura esquelética corresponde al 50% de la Masa Corporal, vemos que la mitad del agua en el ser humano se encuentra en los músculos.

Es el nutriente principal del ser humano, podemos pasar de 6 a 8 semanas sin comer, pero no más de 5 o 6 días sin beber agua. A pesar de esto y, sorprendentemente, el agua pura no es la mejor forma de hidratarte durante el ejercicio. Como la hidratación requiere de un 2 al 4% de glucosa, además de sodio para llevar el líquido del intestino a la sangre, hay otro tipo de bebidas deportivas más eficaces dependiendo de la cantidad de azúcar que contienen.

Bebidas para la hidratación de ciclistas

Existen tres grupos de bebidas azucaradas:

Bebidas Hipotónicas

Éstas tienen una menor concentración de azúcares, entre un 1 – 4% que la sangre, por lo que permiten una absorción muy rápida. Suelen ser utilizados antes o durante eventos de larga duración en los que la hidratación es la máxima prioridad debido al gran esfuerzo que realizamos.

Bebidas Isotónicas

Este tipo de bebidas tienen una concentración similar de azúcares como la sangre (entre el 6 – 8%). Son las más conocidas y universales, te dan una cantidad moderada de carbohidratos y se absorben relativamente rápido, pero pueden causar problemas digestivos en intensidades más altas.

Bebidas Hipertónicas

Éstas en cambio son las que poseen una mayor concentración de azúcares (+10%) que la sangre. Suelen ser utilizadas tras un gran esfuerzo, con el objetivo de la recuperación del deportista ya que, al digerirse más lentamente, pueden causar problemas digestivos. No obstante, esto solo ocurriría en caso de que se consuman durante nuestro entrenamiento o competición.

Aunque suele ser lo habitual, debemos tener en cuenta que, en la hidratación, no lo es todo únicamente el beber agua, sino que casi todos los alimentos contienen líquidos, especialmente frutas, verduras y sopas, que pueden aumentar bastante el estado de hidratación sin necesidad de estar bebiéndola. El café y el té, aunque son diuréticos, también nos ayudaran a mantenernos bien hidratados.

Equipamiento para la hidratación de ciclistas

Son varias las opciones que tenemos a la hora de poder transportar en nuestra bicicleta la bebida que más nos apetezca. Las más convencionales son los bidones para ciclismo y las mochilas de hidratación.

Mochilas de hidratación

Las mochilas de hidratación son una opción muy interesante si no quieres parar para poder hidratarte. Además, es un elemento versátil, ya que te será útil para otros deportes de aventura.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta las ventajas e inconvenientes de su compra, sobre todo si solo practicamos ciclismo como deporte de aventura. En nuestra página de mochilas de hidratación podrás encontrar información, tanto de la guía de compra de mochilas de hidratación, como de los modelos que tenemos disponibles.

Bidones para ciclismo

Son los elementos de hidratación principales en el ciclismo, ya que son fáciles de portar. Para hacer una buena elección, es necesario tener en cuenta los materiales, diseño y capacidad. Para conocer más detalles, puedes entrar en nuestra página de bidones para ciclismo donde podrás ver diferentes bidones, además de una guía de compra que seguro te puede ayudar.

Si tenemos un portabidones nos será fácil portar estos bidones, si bien la capacidad será determinante, ya que, en función de la cantidad de líquido, portaremos más o menos peso.

Portabidones

El portabidones suele ser un complemento que viene con la bicicleta al ser comprada. No obstante, puede haber casos en los que nos convenga comprar uno.

En estos casos deberemos tener en cuenta el material, así como el lugar de la bicicleta donde se coloca. En cualquier caso, puedes consultar nuestra página de portabidones para acceder, tanto a la guía de compra de portabidones, como al catálogo de portabidones que tenemos en Ciclos Currá.

Banner en el footer
revisadas.jpg
mejorprecio.jpg
enviogratis.jpg
comprasinintereses.jpg
devolucion.jpg
pagoseguro.jpg
Producto agregado a favoritos