TRANSPORTE

No hay productos en esta categoría

TRANSPORTE

Cualquier buen ciclista urbano quiere hacer de todo con su bicicleta e ir a cualquier sitio con ella. Vamos a trabajar en bicicleta, a estudiar en bicicleta, al mercado, a cualquier imprevisto que nos surja salimos en bicicleta, y si quedamos con amigos…¡en bicicleta! Normalmente es habitual que en alguna de estas salidas tengamos que transportar algo con nosotros o incluso desplazar o entregar algún bulto, y sin embargo no lo hagamos de la mejor manera o incluso la menos segura.

Cuando salimos al mercado en bicicleta podemos imaginar que el transporte de la compra va a resultar tarea fácil,  sólo tenemos que comprar lo necesario para poder regresar a casa con dos bolsas y colocar cada una de ellas a ambos lados del manillar. Pero cuando comenzamos el trayecto de regreso a casa, o vemos que no resultaron ser sólo dos bolsas, nos damos cuenta de que este camino no va a ser tan sencillo como pensábamos. Con el mínimo movimiento de manillar, las bolsas comienzan a balancearse de un lado para otro haciendo que perdamos  el control hasta terminar chocando con algo o alguien que encontremos por el camino, o incluso las bolsas acaban cayéndose al suelo.

Después de alguna situación más como esta nos planteamos entonces como podríamos llevar nuestro equipaje. Decisión que habrá que meditar muy bien para poder disfrutar plenamente del cicloturismo acorde con nuestras necesidades, por lo que tendremos que pararnos detenidamente a analizar el tipo de transporte que queremos o solemos utilizar, si hablamos de un transporte diario de una mercancía en concreto, si solemos llevar poca o mucha cantidad y por ejemplo, el tamaño habitual de los mismos. Esto no quiere decir que las distintas formas de llevar el equipaje sólo se puedan usar para un determinado viaje, pero, por ejemplo, no tiene mucho sentido tener unas alforjas delanteras antes que unas traseras si vamos a llevar poco material,  ya que las delanteras serán para cuando empecemos a llevar más cantidad de mercancía. Es por ello por lo que antes de nada como ya hemos mencionado, debemos valorar el uso que le vayamos a dar.

En una bicicleta puedes llevar casi de todo lo que puedas imaginar. Solo se trata de piernas, imaginación… y algunas gotas de legalidad. Y aunque existen muchísimas opciones y combinaciones posibles de carga para nuestra bicicleta, hay que tener en cuenta, que cuanto más espacio tengamos, más cosas innecesarias llevaremos, más peso tendremos que soportar y con menos soltura y comodidad nos podremos desenvolver por nuestra ciudad.

Algunas de las opciones que existen para transportar materiales sobre nuestra bici o los que suelen ser más comunes o utilizados, son algunos como los siguientes:

  • Bolsas y alforjas
  • Portabicicletas
  • Portaequipajes y cestas
  • Sillas infantiles

TRANSPORTE

  • Bolsas y alforjas
  • Portabicicletas
  • Portaequipajes y cestas
  • Portabebés
  • ff312f7377b78cf510e8a1ffd1af1e16.jpg
  • c301d04a19ddfaeb07f21ef20993d50a.jpg
Aceptar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.