Candados Antirobo

No hay productos en esta categoría

¿Qué tipo de candado para bicicletas comprar?

Cualquiera puede contar con un sólido candado como parte del equipamiento básico de la bicicleta. Lo que debemos tener en cuenta como con todo, es lo que vamos a necesitar y para qué. No es lo mismo dejar diariamente la bicicleta frente a la casa de tu madre, que en el centro de una gran ciudad o en alguna calle poco concurrida.

Vamos a intentar huir de los candados baratos que no sirven para nada y que, aunque suelen costar menos de cinco euros, nos pueden costar toda la bicicleta. Aparte de éstos podemos diferenciar entre cinco clases de candados:

  •          Candados de horquilla
  •          Candados blindados y cadenas
  •          Candados con cierre desplegable
  •          Candados para el cuadro
  •          Candados de cables en espiral

Los mejores candados de seguridad homologados para bicicletas

Candados de horquilla

Las pesadas barras de acero de la horquilla son las mejores para garantizar la seguridad de la bicicleta. Actualmente los productos de marca están tan sólidamente construidos que un ataque violento en la calle para intentar romperlos tiene poquísimas oportunidades de tener éxito. Sin embargo, contra un forzado profesional con el método del ganzuado sólo protegen los modelos de alta gama. Invertir más merece la pena, sobre todo si ha gastado un buen dinero en la bici que le gustaba.

Cables blindados y cadenas

Un buen cable blindado o un candado de cadena son prácticamente tan seguros como las barras de acero, ya que utilizan prácticamente los mismos mecanismos de cierre y resultan casi igual de resistentes a la rotura. Además son mucho más flexibles y permiten dejar la bicicleta atada a árboles y farolas por varias partes. Las barras suelen dar problemas aquí.

Candados con cierre desplegable

Los denominados candados desplegables combinan la flexibilidad de una cadena con la sólida seguridad de una horquilla. Pueden colocarse como un metro desplegable y se fijan bien en la bicicleta. Tienen diferentes larguras, así que si quieres dejar la bicicleta en las farolas lo mejor es que elijas una con una buena medida. Las bisagras pueden ser un punto débil si no es de buena calidad.

Candados para cuadro

Los candados para cuadro por sí solos no sirven para protegerse de los ladrones, sin embargo son buenos para impedir que la bicicleta se ponga en marcha. Están bien para una breve parada en una tienda, siempre y cuando no pierda de vista la bicicleta. Además, son excelentes como seguridad añadida a los cables blindados o los candados de horquilla y tienen el efecto secundario de asegurar la rueda trasera contra el robo de piezas.

Candados de cables en espiral

De los cables delgados en espiral diríamos lo mismo que de los candados de cuadro: no ofrecen la seguridad necesaria para poder dejar la bicicleta sin ninguna vigilancia. Su mecanismo de cierre suele tener un papel secundario, ya que en la mayoría de los casos basta con un alicate para romperlo, por lo que no suelen ser los más seguros.

Como conclusión a todo ello diremos que debes invertir en un buen candado antirrobos entre el 5% y el 10% de lo que te ha costado la bicicleta nueva. No sirve de nada gastarse un dinero en un candado que no ofrece protección suficiente para el tipo de bicicleta que te has comprado.

  • ff312f7377b78cf510e8a1ffd1af1e16.jpg
  • c301d04a19ddfaeb07f21ef20993d50a.jpg
Aceptar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.